miércoles, septiembre 21, 2005

CARTA DE LAGOS A "EL MERCURIO"
El hecho del día es la Carta del Presidente Lagos a El Mercurio. Abrirá un debate sobre el rol de ese diario en el acontecer nacional y sobre ciertas prácticas periodísticas del mismo. Ahora dicha misiva sólo merece difundirse. Por eso la coloco a continuación:
Señor Director:
Al regresar hoy a Chile (16 de septiembre), me encuentro nuevamente con que su diario da lugar a todo tipo de "informaciones" relativas a parientes míos. Ésta ha sido la tónica de su diario durante todos los años de mi gobierno.
Lamentablemente, cuando se escriba la historia, el suyo quedará como el resumidero de todos los infundios con que se quiso atacar al Presidente de Chile. Lo lamento profundamente. Habría esperado algo distinto dado el conocimiento que usted y yo nos tenemos recíprocamente.
He intentado lo mejor para Chile, para el reencuentro, pero el odio, la bajeza y la forma como su diario permanentemente ha tratado estos temas, creo que hacen que su diario esté muy lejos de lo que dijera su abuelo. Ha terminado el suyo siendo un diario al servicio de una tribu, la tribu que desea sembrar el odio a través de los que escriben su página editorial y la tribu de los que quieren atacar no importa por cuáles medios. Desgraciadamente ese "periodismo" le hace mal a Chile, pero al parecer a ratos el odio es más fuerte y no importa dañar a Chile.
RICARDO LAGOS
Ya me haré tiempo para comentar esta carta y para agregar antecedentes. Yo también sufrí una vez este tipo de ataque.

6 Comments:

At 2:06 p. m., Blogger Marcylor said...

Por favor, espero los comentarios!
Creo que serán de valor para tener todas las aristas del avispero que se está removiendo con este asunto.

 
At 7:28 p. m., Blogger Marcylor said...

La casualidad me ha traído hasta acá, y he notado varias cosas interesantes...creo que merodearé más seguido por aquí.
salu2!

 
At 12:37 a. m., Blogger Otto Boye said...

Estimada y casual lectora:
Trataré este fin de semana (sábado o domingo) de hacer mis comentarios, pues las horas que vienen serán muy intensas para mí.
Saludos

 
At 7:34 p. m., Blogger Adolfo Braüchi Mesina said...

Otto:

De verdad me alegra mucho vivir en Chile cuando veo que no hay preocupación mayor, por dos días consecutivos, que no sea en torno a una carta.

Saludos

 
At 11:37 p. m., Blogger Hernan Gonzalez Vergara said...

Mira lo que son las cosas. He escuchado tantos comentarios respecto de la carta y no habia tenido el tiempo de leerla. La carta es meridianamente clara, precisa y certera. No me parece que sea un acto de prepotencia del poder por sobre la libertad de prensa, es simplemente una expresión de molestía del primer ciudadano respecto de un ataque persistente del Decano. Por último, inocente Lagos al esperar un comportamiento distinto de Edwards. Me hace acordarme de la leyenda del escorpión que pide a la rana que le atraviese el charco y en el medio del nado le clava el aguijon. Cuando se están ahogando la rana le reclama por el trato que ha recibido y el escorpión le dice que no puede renunciar a su naturaleza. En estos años Lagos, de muchas formas, ha ayudado a Agustin a atravesar el charco ( perdonazos de impuestos, prestamos del bancoestado, avisaje millonario ) ahora que estan en medio del charco, Agustin le pincha el aguijón.

 
At 11:13 a. m., Blogger Otto Boye said...

Adolfo:
No había pensado en lo que dices, pero es un buen ángulo para medir el Chile actual. Pasan las Fiestas Patrias, los candidatos retoman unas campañas muy rutinarias y aburridas, se dan índices positivos en la economía y entonces pasamos a entretenernos con esta carta. Lo positivo es que trae a colación, una vez más, el rol de El Mercurio en la vida nacional y los métodos que usa para atacar como si no lo hiciera. Es bueno que, cada cierto tiempo, alguien reaccione. Y que lo haga el Presidente es mejor todavía, porque así el tema no pasa desapercibido.
Hernán:
Estoy de acuerdo contigo. Lagos no sólo tiene la obligación de pronunciarse sobre cuestiones de gobierno, cumpliendo su mandato. No es un robot. Es persona y ciudadano con derechos y obligaciones como todos los demás. ¿Inocente? Tal vez. Pero prefiero a un hombre así, que a los ocultos tras bambalinas artificiales, como sucede con muchos en El Mercurio.
Marcylor:
Olvidé lo principal. Saludarla y darle la bienvenida en este sitio. Espero que siga "merodeando", como usted dice.

 

Publicar un comentario

<< Home