domingo, noviembre 09, 2008

OBAMA: HISTÓRICO TRIUNFO Y NUEVAS ESPERANZAS

Los categóricos triunfos de Barack Obama en las elecciones presidenciales y de los demócratas en las parlamentarias (ganaron en la Cámara de Representantes y en el Senado), tienen muchas dimensiones a tomar en cuenta, dada la importancia de Estados Unidos en el vasto y plural mundo en el que vivimos. En términos generales, cabe decir que la mayoría de los ciudadanos votó por un cambio claro y rechazó así optar por "más de los mismo". Estos votantes decidieron también, si miramos los amplios márgenes de sus victorias, darle un respaldo fuerte a los elegidos, de modo que pudieran tomar las difíciles decisiones que serán necesarias para enfrentar los muchos problemas que deja la Administración Bush. Esos problemas, en que los más visibles de este momento son la crisis económica y financiera, y las empresas militares en Irak y Afganistán, son de tal envergadura que requerirán pasos profundos y de largo alcance. Si se añaden los del calentamiento global y todos los demás frentes que tienen los Estados Unidos dentro de sus fronteras y fuera de ellas, el cuadro resulta abrumador. Barack Obama no tendrá fáciles las cosas. Su victoria es histórica por todas las razones que se han dado y merece celebrarse. Ella despierta también esperanzas legítimas. Más aún, es fruto de esas mismas esperanzas. Pero es prudente advertir contra una exageración de expectativas. El flamante Presidente Electo tiene por delante una tarea que nadie debería envidiarle.

Etiquetas: ,

2 Comments:

At 4:48 p. m., Anonymous Anónimo said...

Muy de acuerdo Don Otto!
Barack Obama más allá de su carisma y que deba cargar con una mochila llena de expectativas, tiene una tarea demasiado compleja por delante...
Esperemos que su liderazgo y la conducción de EE.UU. sea hábil, eficiente e inspiradora de un nuevo mundo, tanto como la fuerza y contenido de su discurso.
Saludos.
Esteban Elórtegui.

 
At 5:09 p. m., Blogger Otto Boye said...

Gracias por tu comentario. Lo dices mejor que yo: ahora es el turno de la puesta en práctica de un liderazgo de Barack Obama, que guíe a su gran país hacia mejores playas. Para ello, su conducción debe ser, como bien dices, hábil y eficiente, a la vez que inspiradora de un nuevo mundo, en la teoría como en la acción concreta. Si le resulta puede pasar a la historia con el prestigio de Nelson Mandela, quien, contra todo pronóstico, le abrió a Sudáfrica un camino positivo, después de haber vivido por décadas bajo el inicuo sistema del apartheid, o sea, de la separación institucionalizada de blancos y negros, en perjuicio de estos últimos, que eran mayoría, y en beneficio de los primeros, que eran minoría. Mandela no condujo las cosas hacia una venganza y "vuelta radical de la tortilla", sino que abrió una senda de paz, convivencia y reconocimiento recíprocos. Por eso hoy es una figura admirada y querida en todo el mundo.

 

Publicar un comentario

<< Home