martes, mayo 29, 2007

MODELO: NO QUIERO "CORREGIRLO", SINO CAMBIARLO. BOSQUEJO DE UNA PROPUESTA DE FUTURO

Quien "corrige" el modelo está con el modelo y quiere afianzarlo, fortalecerlo, salvarlo. Yo quiero cambiarlo, pues lo considero intrínsecamente diseñado para servir a los menos a costa de los más. No es democrático, como que fue impuesto por una dictadura. No se traduce en "participación amplia del pueblo en las tareas y los bienes de la nación", esencia misma de la democracia. No es social, pues no favorece a los más débiles. Al contrario, favorece ampliamente a los ricos. No es justo, pues tiende a ensanchar las desigualdades. La brecha crece en vez de disminuir. Tampoco es, ni mucho menos, solidario, al promover el individualismo más brutal. El ciudadano común, o "de a pie", como también se dice hoy, está cada vez más sólo y desamparado. Como al modelo vigente le faltan todos los valores por los que he luchado toda la vida, ¿por qué he de querer "corregirlo" y así salvarlo? Mi "modelo" (aceptando por esta vez esta terminología discutible) es uno que se expresa en desarrollo integral para una sociedad solidaria. Se basa en un "humanismo integral y solidario", que es la gran meta que estudia y explica profundamente el Compendio de la Doctrina Social de la Iglesia. De hecho, con ella parte esta obra magna. Sobre ambos aspectos esenciales (integralidad del desarrollo y solidaridad que atraviesa toda la construcción social) ya he escrito en este sitio algunos artículos breves, tratando de acercarme a una explicación coherente y asequible.
Terminado el Concilio Vaticano II, el Papa Paulo VI, en 1967, publicó una encíclica, Populorum progressio, sobre “la necesidad de promover el desarrollo de los pueblos”. Dijo allí:
“El desarrollo no se reduce al simple crecimiento económico. Para ser auténtico, debe ser integral, es decir, promover a todos los hombres y a todo el hombre.” (PP, 14) “...el verdadero desarrollo... es el paso, para cada uno y para todos, de condiciones de vida menos humanas, a condiciones más humanas.” (PP, 20)
Paulo VI agregó más adelante: “El desarrollo integral del hombre no puede darse sin el desarrollo solidario de la humanidad.” (PP, 43)
Cuando Juan Pablo II visitó Chile hizo varias veces mención a una “cultura de la solidaridad” y a una “economía solidaria”. Durante la dictadura tuvimos también una Vicaría de la Solidaridad. Nada de esto se ha dicho o hecho en vano. La invitación es clara: hagan esto, encarnen esto, todos los hombres y mujeres de buena voluntad.
Se trata, entonces, de crear un Chile no atravesado por el individualismo, sino por la solidaridad. Esta es la tarea y esta sí que puede motivar a las generaciones jóvenes a entregarse a ella, llenando de sentido sus vidas todas. ¿Cómo lograrlo? Este punto es mucho más largo, pero adelanto lo esencial: sólo una larga marcha noviolenta activa alcanzará la meta. Mediante una revolución del amor se logrará construir, paso a paso, ladrillo sobre ladrillo, una auténtica civilización del amor.

Etiquetas: , , , , ,

4 Comments:

At 2:19 p. m., Blogger miguel Angel calisto said...

Amigo Otto, ¿cómo cambiar un modelo sin desequilibrar a una nación?. Comparto todas las cosas que dice, sobre todo, el reflejo de nuestra sociedad actual terriblemente excluyente. Por ello, creo que se deben hacer correcciones a la forma de manejar la economía, los Demócratas Cristianos no podemos seguir siendo cómplices de esta nación prostituída por el mercado, en donde cada día, queda más reflejada la frase de Patricio Aylwin "El mercado no tiene corazón".

 
At 5:25 p. m., Blogger Otto Boye said...

Estimado Miguel Ángel:
Tu pregunta merece algunos comentarios:
1.- Si la afirmación detrás de ella es CAMBIAR EL MODELO DESEQUILIBRA LA NACION ... y eso es visto como malo, la conclusión inescapable sería DEJEMOS TODO COMO ESTÁ PARA NO DESEQUILIBRAR LA NACIÓN. Esa sería una posición conservadora muy clara.
2.- Pero..., ¿no serán las cosas al revés? ¿No estará desequilibrada la nación a causa del modelo? ¿No será el cambio del modelo el que traerá de nuevo equilibrio a la nación?
3.- El modelo heredado de la dictadura ha sufrido ciertamente correcciones, pero hoy, 17 años después, comprobamos que ello no ha sido suficiente, pues no ha traído redistribución de la riqueza, manteniéndose la brecha entre pobres y ricos sin modificacione sustantivas. Creo que una de las causas principales de esto reside en el concepto de desarrollo que hay detrás de todo, hasta ahora medido predominantemente como puro crecimiento económico, visión economicista que ha contribuído a su vez a generar una sociedad chata, donde el individualismo crece día a día.
4.- De allí mi planteamiento y mi búsqueda: desarrollo integral para una sociedad solidaria. En un esquema así hay, por supuesto, mucho por explorar. Hay que definir bien qué se entiende por desarrollo integral. También corresponde definir aquella solidaridad que sustituya al individualismo.
5.- Para superar la "crueldad" o "falta de corazón" del mercado, dicho en las gráficas y lúcidas expresiones de Patricio Aylwin, podría quizá explorarse un modelo que pudiera llamarse "economía solidaria de mercado". Pero, en cualquier caso, no es el nombre lo que importa, sino siempre el contenido. Esto es lo que vale.
6.- Lo dicho muestra que planteo el desafío de buscar -hasta encontrar- un modelo distinto al actual. Una vez logrado el diseño básico, deberemos ver la forma de llevarlo a cabo. Si la situación lo permite, tal vez se pueda implementar gradualmente, sin "desequilibrar la nación" (en el supuesto de que hoy la nación realmente existente esté equilibrada...).
Por ahora dejo hasta aquí mi respuesta. Gracias por el comentario, que permitió esta breve respuesta.

 
At 7:00 p. m., Blogger Felipe said...

Estimado don Otto, junto con saludarlo muy cordialmente, la presente es con motivo de consultar:

¿que piensa del proceso del mercosur y su viavilidad en nuestro pais?

junto con esta pregunta quiero agradecer el espacio de reflexion que ha creado.

por otro lado cuando leia su escrito MODELO: NO QUIERO "CORREGIRLO", SINO CAMBIARLO. BOSQUEJO DE UNA PROPUESTA DE FUTURO, se me venian a la cabeza los escritos de jacques maritain sobre todo el hombre y el estado, pues junto con estar de acuerdo con su planteamiento creo que en nuestro pais es el grupo politico el que esta fallando.pues se nos ha olvidado mirar a la politica como una herramienta noble al servicio de los pobres.

 
At 6:32 p. m., Blogger Otto Boye said...

Gracias por tu comentario. Vamos por parte:
1.- MERCOSUR: Chile no es miembro pleno, porque no puede ajustarse al régimen arancelario que tiene dicho esquema subregional. Para serlo tendría que subir sus aranceles o lograr que los otros bajaran los suyos. Hasta ahora no hay acuerdo. Si se llegara a él Chile debería integrarse como miembro pleno, para estar dentro del esquema de integración más fuerte de América Latina, a pesar de sus debilidades y crisis.
2.- Ciertamente somos los humanos que formamos el grupo político los que estamos fallando y no la política en sí misma. La política, decía un Papa (Pío XI), es la forma más alta de la caridad, después del sacerdocio. Se trata de un elevado concepto sobre la naturaleza profunda de la política. Lee en mi blog lo que leí en un evento del PDC (el jueves 12 de julio último) sobre esta temática.
Gracias nuevamente

 

Publicar un comentario

<< Home