miércoles, abril 19, 2006

CHILE Y BOLIVIA: ¿VUELVE A CAER LA ROCA?

Parece un cuento de nunca acabar. Ahora Bolivia parece querer acudir con el tema del mar a la OEA, a pocos días de haber definido el asunto como bilateral. ¿De nuevo todo vuelve a fojas cero? La roca de Sísifo, que parecía ir otra vez hacia arriba, ¿rueda otra vez cuesta abajo? El canciller boliviano dice: "No sabemos cómo nos va a ir en el espacio bilateral; entonces tampoco podemos excluir la participación de la OEA." El problema está en que con esta posición a Bolivia le puede ir mal en todos los niveles, pues se adelanta a dudar, introduciendo algo de "profecía autocumplida" en el proceso bilateral. Además, la OEA, compuesta por Estados soberanos, probablemente va a decir lo obvio: que negocien las partes involucradas hasta agotar esa instancia; que se alegrará si hay solución. Se va a negar a adelantar más. Punto. ¿Vale la pena, para Bolivia, hacer este esfuerzo para este resultado, al que se agregarán palabras dichas por sus representantes, que serán, naturalmente, respondidas por Chile, generando más de alguna tensión a nivel de opinión pública que podría retardar de nuevo el "espacio bilateral"?
Creo que esta sobreactuación boliviana, que parece creer que en este asunto lo que abunda no daña, sólo muestra nerviosismo e inestabilidad en sus posiciones y causa daño, no haciéndole bien a nadie. Inclusive, pienso que perjudica a Bolivia, pues posterga y alarga las cosas, en vez de acelerarlas. La visita a La Paz, en estas horas, de José Miguel Insulza, actual Secretario General de la OEA, puede contribuir a clarificar bien las cosas. Conociéndolo desde toda la vida, me imagino que va a hablar con su franqueza transparente a las autoridades bolivianas, dejando en sus manos la decisión de darle un rumbo definitivo y positivo a las relaciones entre Chile y Bolivia. Es lo conveniente para el desarrollo armónico y fructífero de toda la región. Es lo que desean, con seguridad, los ciudadanos de ambos países y, a la larga, los de todo el hemisferio.

1 Comments:

At 1:03 a. m., Blogger Me_EnConTrasTe said...

Hola..

Te encuentro la razon, de que lo mas obio para llamar a la OEA es que las conversaciones entre dos paises se hayan agotado, y por lo que se, lo unico que ha habido desde los nuevos gobiernos de Chile y Bolivia han sido conversaciones de pasillo y comentarios al aire (obiamente estas declaraciones hechas por la prensa y sin ningun grado de ofiacialidad).

Bueno.. mas que saludarlo por su comentario.. le doy las gracias por citar ese cuento que me gusta tanto como el "el mito de sísifo" hace unos momentos estaba revisando unas antiguas guias de Marx, Castoriadis, y Camus.. en donde estudié esa analogía entre el mito de Sísifo con la enajenación del trabajo.. Bueno.. yo creo que me vas a entender..

Me despido y le mando muchos saludos a usted.
adios.

 

Publicar un comentario

<< Home