domingo, octubre 23, 2005

PADRE HURTADO Y SINODO
Dos hechos están culminando: 1) el sínodo de obispos convocados por Benedicto XVI y 2) el proceso mediante el cual la Iglesia Católica termina reconociendo la santidad de una persona, en este caso, del jesuíta chileno Alberto Hurtado. Veamos someramente estas dos circunstancias:
  1. El Sínodo termina sin novedades. Todo se mantiene igual. Triunfa plenamente la tradición. El celibato eclesiástico no da paso a la posibilidad del matrimonio para los sacerdotes para enfrentar la cada vez más aguda escacez de los mismos; los divorciados no pueden recibir la comunión, etc. Me hago la pregunta del Padre Hurtado: ¿que habría hecho Jesús en este caso? ¿Habría actuado como el Sínodo, o habría dado otra respuesta? No contesto yo. Debieran hacerlo los obispos congregados en Roma.
  2. La canonización solemne en Roma del Padre Hurtado es un acontecimiento que conmueve a los chilenos más allá de sus creencias. La razón no es meramente patriótica, por el hecho de ser Hurtado un chileno. Incide también la circunstancia de haber sido una figura profética que puso el dedo en la llaga de muchos males de la sociedad chilena que aún perduran. Hurtado interpeló el orden existente, desafió a los poderosos, hablándoles a su conciencia, y se consagró a defender y a proteger a los pobres y desamparados de este país. Entregó su vida a servirlos.

Hay un contraste grande entre unas jerarquías que interpretan el mensaje de Jesús de un modo muy discutible y la vida de un hombre que sólo irradiaba amor y entrega al prójimo, siguiendo a Jesús. En el documento final, los obispos, ¿siguiendo a Jesús?, dicen que "conocen la tristeza de quienes no tiene acceso a la comunión sacramental, debido a su situación familiar", y después reafirman la prohibición existente. ¿Habría actuado así Jesús? Al hacer esta pregunta tres veces he sentido mucha incomodidad, pues tengo la sospecha de que Jesús no habría actuado como lo acaban de hacer los obispos en el Sínodo.

5 Comments:

At 8:15 p. m., Anonymous Anónimo said...

La cizaña Ottesca es válida : Una cosa es lo que dice e impone "La Iglesia", y otra muy distinta hubiera dicho quien dio origen a la religión católica.

En un país sudamericano hay un líder populista que utiliza ese recurso de diferenciar "lo oficial" de "lo real", contraponiéndolos siempre, a su favor, claro.

Sobre una verdad relativa, se construyen mentiras absolutas, pero ello no quita valor a la verdad relativa que le sirve de base.

Sin juzgar a la Iglesia, simplemente se deja constancia de la consecuencia inevitable, como que la noche sucede al día, de la exclusión de los divorciados de los ritos sacramentales principales de la religión católica : Alejamiento, resentimiento, juicio muy crítico, etc., etc.

El excluido pierde, sin duda, porque extraña aquello en lo que cree y ama. Pero la Iglesia pierde a un co-religionario. Casi ná.

El Observador.

 
At 1:10 p. m., Blogger Otto Boye said...

Aunque no me gustan los "anónimos", pues no dan la cara, sin saberse nunca a qué le temen, le voy a contestar brevemente:
1.- Creo que lo dicho no es cizaña, pues apunta a hechos reales y, en cualquier caso, a mi opinión personal, de la que me responsabilizo. Puedo fundamentar mucho más, si es necesario.
2.- Para mí el principal criterio válido para determinar una conducta cristiana lo da Jesús. Si no es así, entonces se pierde ni más ni menos que la sustancia o alma del Cristianismo, en cualquiera de sus expresiones (catolicismo, protestantismo...)
3.- La exclusión de los divorciados a la comunión me parece una medida que Jesús no habría adoptado. Nunca trató así a los pecadores, con la única excepción, quizá, de los mercaderes del templo.
4.- Jesús predicó el amor como lo central. Incluso sintetizó todos los preceptos morales en el amor: "ama a Dios y a tu prójimo como a tí mismo." La medida criticada por mí se parece más a la aplicación de la Ley del Talión que al mensaje de Jesús.
Lo dejo hasta aquí, para no alargarme más.

 
At 7:30 p. m., Blogger Felipe Valdivieso said...

Anónimo se muestra más aún, adicionalmente al enfoque y estilo que debió ser reconocido o al menos sospechado. Es Felipe Valdivieso, desde Caracas.

Escribí anónimo porque se me olvidó la clave de blogger, recuperada ahora. No temo a nada, por supuesto.

El concepto cizaña no pretendía molestar e irritar sino más bien divertir y desafiar.

El punto de vista del comentario inicial es bien claro : Lo que dice Otto es correcto, a mi juicio. No solo es correcto y lo comparto, sino que es obvio : Jesús no juzgó ni excluyó como lo hace la Institución que se arroga su representación.

Entiendo y no critico las reglas de las Instituciones en las sociedades organizadas. Pero no está de más señalar lo obvio : Las acciones generan respuestas.

La referencia chavezca fue simplemente un firulete de estímulo a la discusión.

En fin...

 
At 9:17 a. m., Blogger Otto Boye said...

Felipe:
Confieso que pensé desde la primera línea que debía tratarse de alguien conocido, pero no identifiqué desde luego al ahora ex "anónimo".
Me alegro por la coincidencia en un asunto que hiere a muchos.
Saludos y hasta la próxima, que espero sea pronto.

 
At 4:27 p. m., Blogger Felipe Valdivieso said...

Reconozco ser un poco desafiante o provocador, pero, ¿qué sería de nosotros sin oposición?

El tema normas de la Iglesia vs espíritu inicial de la religión católica es un gran tema, muy interesante y complejo. Y no creo que inevitablemente haya que caer en lugares comunes o prejuicios fáciles.

Saludo cordial

 

Publicar un comentario

<< Home