martes, febrero 09, 2010

PIÑERA Y SU GABINETE DE "EXCELENCIA"

El Presidente electo de Chile, Sebastián Piñera, acaba de dar a conocer el que será su primer gabinete ministerial, en una ceremonia cargada de simbolismos sugerentes y de buenos propósitos. Llamó la atención, en ese contexto, el uso de la palabra "excelencia", como adjetivo calificativo de su equipo básico de gobierno. Lo dijo Piñera varias veces y lo repitieron hasta la saciedad todos los ministros que enfrentaron a la prensa. Creo que hacer este ejercicio al comenzar la tarea de un gobierno de cuatro años equivale a lanzarse a una piscina con poca agua. El riesgo de accidente es muy grande, porque despierta esperanzas desmesuradas que la experiencia después suele arruinar. Si el gobierno, al final de su período, no logra ser calificado con justicia como "excelente", mostrará caras largas y frustradas si sólo fue bueno a secas. Pienso que sería mejor no caer en expresiones grandilocuentes, que después son desmentidas por la realidad. Si fue de excelencia el gabinete y el gobierno se medirá al final o, a lo menos, cuando haya caminado un buen trecho. Y serán los resultados los que indicarán la calidad de la gestión. El gabinete de Piñera tiene sin duda gente muy calificada, pero es, a la vez, gente sin experiencia de gobierno en cargos de ministros, con la sola excepción de Ravinet en Defensa. Más aún, se trata de personas que han vivido en el mundo empresarial, o en el ámbito académico, o en la política local y nacional siempre desde el campo opositor. Así, por muy buenas intenciones que se tengan van a atravesar los ministros por un cierto período de aprendizaje. Deberemos estar atentos a lo que pase en la práctica.

Etiquetas: , ,

1 Comments:

At 4:09 p. m., Anonymous Anónimo said...

Estimado don Otto:
Comparto las aprensiones que expone...
Me gustaría agregar que este gabinete llamado -rememorando al de Alesanddri- de los "gerentes", es demasiado elitista, no es representativo de nuestro país (el gabinete con mayor "abolengo": ver la cantidad de apellidos europeos y rubios), en que se presupone que tiene una superioridad intelectual así como cultural dado los estudios (casi todos provienen de la puc) y carreras profesionales (casi todos de la empresa privada o estudios jurídicos ubicados desde "provi" hacia arriba) de los designados.
Aparte de preguntarnos sobre la idoneidad política, me cuestionaría sobre el conocimiento que tienen nuestros futuros gobernantes del verdadero Chile. Aquel Chile real, ése q dista mucho de las carreteras, traslados en helicópteros, casas de veraneo, estudios y vacaciones en el extranjero, relaciones laborales basadas en la subordinación y el mandato, etc.
En definitiva, el desconocimiento efectivo de los verdaderos "problemas de la gente", creo q puede causar estragos mayores q la ausencia de experiencia política.
Saludos.
Esteban Elórtegui.

 

Publicar un comentario

<< Home