sábado, abril 04, 2009

TRES FACTORES DESENCADENANTES DE LA CRISIS

Bernardo Kligsberg es hoy uno de los latinoamericanos que mejor conoce la región. Ha pasado su vida entera estudiándola y ha producido innumerables libros (¡más de cuarenta!), que estudian América Latina. Según ha declarado recientemente, tres factores desencadenaron la presente crisis económica mundial: 1) las políticas públicas que eliminaron los controles de la economía, 2) las fallas éticas de los líderes de los mayores corporativos que derivó en una "codicia desenfrenada" de los altos ejecutivos, y 3) el predominio de una ideología fundamentalista sobre el libre mercado que acabó con los valores éticos. A su juicio, estos factores han generado, en el mundo entero, la mayor crisis de los últimos 80 años. Da susto. Para quienes aún no cumplimos 80 años (¡falta cada día menos!), esto significa que estamos dentro de una crisis mundial que nunca vimos en el curso de nuestras vidas. ¡Hasta ahora! Repasando los puntos que señala Kligsberg, llama la atención el autismo interesado de los que sostuvieron esos factores. Ellos se negaron a escuchar lo que siempre se les advirtió desde diversos ángulos. Siempre hubo políticos visionarios que advirtieron en contra de la falta de controles de la economía, que denunciaron la codicia desenfrenada de muchos altos ejecutivos y que la ideología fundamentalista de mercado estaba condenada al fracaso. Se hicieron los sordos. Hoy no deben ser protegidos una vez más. El centro de las preocupaciones deben girar en torno a los débiles, a las víctimas de este desaguisado monumental. El Estado deberá recuperar musculatura como para canalizar la economía hacia el bien común, las empresas deberán transparentar lo que le pagan a sus niveles más altos y acabar con el espectáculo de los sueldos desproporcionados, y, finalmente, el mercado deberá ser más regulado. ¡Es lo menos que se puede hacer! 

Etiquetas: ,

2 Comments:

At 6:30 p. m., Blogger Anibal said...

Señor Otto, ante todo le agradezco el tiempo que dedica a leer mi opinión, soy un hombre de nivel cultural medio bajo, pero que ante las exigencias de competencia laboral me veo en la necesidad de intentar ser ingeniero, financista, psicólogo y de paso ser humano, pero partiendo de una formación técnica.
Desde mi punto de vista, los factores que desencadenaron la crisis son claros, pero me inquieta cuales serían los instrumentos para contenerlos, no veo posible cambiar la cultura de las empresas de una manera rápida, no veo a los estados nacionales con la capacidad de controlar los negocios de los verdaderos dueños del mundo y menos veo a los líderes corporativos bajándose los sueldos y publicándolos para pagar más impuestos.
Fundamento todas estas dudas porque, si fuera yo uno de los involucrados en estos factores, me sería difícil evitar hacer acciones aparentes de cambio de comportamiento (¿maquillaje les dicen?) y seguir llevándome el dinero en carretilla. Quizás hoy llevaría yo solo mi carretilla, antes hubiera pagado a alguien para que me la lleve.
Ojalá no le haya hecho perder mucho tiempo, es que al leer su curriculum me moría por al menos escribirle algunas líneas.
Un afectuoso saludo

Alberto Bazán

 
At 6:32 p. m., Blogger Anibal said...

Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.

 

Publicar un comentario

<< Home