viernes, julio 08, 2005

EL TERRORISMO DE CADA DIA Ahora le tocó a Gran Bretaña. Un día antes, la euforia se había apoderado de ese país y, en particular, de Londres, al ganar la sede de los Juegos Olímpicos del año 2012, ganándole a París y a Madrid, entre otras ciudades postulantes. Al día siguiente, sin embargo, a ese mismo país se le heló la sangre y se paralizó, al sufrir feroces ataques terroristas con bombas que estallaron en cuatro lugares distintos de Londres a la misma hora, causando más de 40 muertos, cientos de heridos y cuantiosos daños materiales. De la alegría se pasó al dolor y al miedo. Adhiero, desde luego, a las condenas, pero considero cada vez más necesario y urgente llevar el debate más allá del simple repudio e intentar reflexionar, aunque ahora sea brevemente, sobre el marco global en que el problema del terrorismo debiera ser abordado con miras a su erradicación. Enunciaré apenas lo esencial: 1.- El combate al terrorismo estará siempre condenado al fracaso si sólo se atacan sus manifestaciones, se ubica a los culpables puntuales, se los juzga y se cumplen las penas impuestas por la ley. No basta. Como prácticamente con todos los males, en este caso hay que hacer esfuerzos mucho mayores y de largo plazo, pues resulta imprescindible atacar no sólo sus efectos, sino también sus causas. 2.- Identificar las raíces profundas (las causas) del terrorismo es el primer paso después del funeral de las victimas y la persecusión de los culpables directos. Aquí se necesita una mirada amplia, alejada de monocausalismos que suelen querer explicar lo que sucede ubicando una sola causa. Hay evidencias de que el terrorismo es un fenómeno complejo y multicausado. 3.- Definir una política antiterrorista que tome en cuenta estos dos elementos constituye una respuesta que hasta ahora no se ha llevado a cabo en el ámbito global. El resultado apuntará, sin duda, a un esfuerzo mucho mayor y considerablemente más caro en lo inmediato, pero, en compensación, el mundo entero sentirá que por fin comienza a caminar en la dirección correcta. Hasta aquí dejo esta primera aproximación a este tema candente y de actualidad.

7 Comments:

At 5:49 p. m., Blogger Otto Boye said...

Agrego yo mismo algunas referencias más:
-los muertos en Londres ya sobrepasan los 50.
-La investigación del hecho se anuncia muy complicada y larga.
-Las autoridades inglesas tratan de evitar actitudes agresivas contra los musulmanes que viven en Gran Bretaña, cuyos líderes principales han condenado enfáticamente los atentados.
-La población inglesa ha reaccionado hasta ahora con autocontrol.
-Sigo considerando fundamental el debate propuesto, que respondería a la siguiente pregunta: ¿Qué hacer para erradicar el terrorismo atacando sus causas y no solamente sus efectos?

 
At 12:45 p. m., Blogger Otto Boye said...

Continúo desarrollando el tema:
-Declaraciones de Robin Cook, jefe de los laboristas británicos, y de Tony Blair, el Pimer Ministro, apuntan a lo mismo: el terrorismo hay que atacarlo en sus causas y no sólo en sus efectos. ¡Bien!
- Cuidado eso sí: la pobreza, que Cook destaca con mucho énfasis, es, ciertamente, el caldo de cultivo de muchos males y, seguramente, contribuye a nutrir muchas conductas terroristas; pero, en el caso de terrorismos fundados en fanatismos religiosos u otros basados en intereses criminales como el de los narcotraficantes, hay que ir más allá en el análisis. Esto abre fronteras gigantescas, pero inevitables. Por eso creo que al decidirnos a encarar este tema debemos estar conscientes que nos estamos sumergiendo en un mar de complejidades. El gran desafío es no temerlas y abordarlas sistemáticamente, aunque ello resulte más largo y fatigoso. En cualquier caso, nos tome el tiempo que sea, este camino será más eficaz y satisfactorio.
- Bush, por su parte, al afirmar que seguirá llevando la guerra al terrorismo en el extranjero para evitar que se vuelva a introducir en su país parece estar pensando exclusivamente en una lucha contra los efectos y manifestaciones terroristas y no contra sus causas.
- Creo que los británicos citados están enfocando mejor el tema que el Presidente norteamericano. Ellos no excluyen el combate a los efectos, pero señalan que esto no será suficiente, abriendo una puerta por donde caminar hacia mejores enfoques y, por ende, mejores respuestas al problema planteado.

 
At 9:26 a. m., Blogger Alvaro Guital said...

Felicitaciones por el espacio de conversación.

Con respecto al tema del terrorismo, no me cabe dudas que, al igual que otros males que afectan a la sociedad contemporánea, no puede analizarse desde un sólo punto de vista ya que es un fenómeno complejo.
Como ciudadano católico, me obliga a condenarlo por atentar contra la vida y por ser un medio horrorosamente dictatorial de expresar una postura política.

Aprovecho esta instancia para proponer que se analice el tema “Familia y Nuevas Tecnologías de las Comunicaciones”

 
At 9:47 a. m., Blogger tobrito said...

Saludos desde Panamá y felicitaciones por una muy buena idea...

En lo relacionado con el terrorismo lo que expresaste sin duda tiene plena vigencia,pero al aceptar que los fanáticos religioos de otras civilizaciones y/o culturas no se mueven en los mismos cauces y parametros que nosotros, nos obliga a cambiar la forma de relacionarse a cómo lo hacemos entre pares.

Naturalmente que a primera vista el modus operandis de Bush puede ser criticado, si observamos el cambio en el tablero de realidad en esos países, donde por primera vez se abren vientos de cambio,no podemos dejar nuestra animadversión por Bush tomar control de nuestro análisis.

Tengo un sobrino que acaba de regresar de Irak ( donde fué no muy contento) y y a dos meses acaba de firmar en forma voluntaria su regreso y su cuento es muy diferente a cierta prensa sensacionalista e isquierdizante que pontifica sobre todo pero con un prisma muy cargado a sus intereses.

Toda guerra es nefasta pues acarrea intereses religiosos/econçomicos y muere gente inocente, pero sí va a existir una confrontación yo estoy de acuerdo que sea allá y no en nuestras tierras. Tengo 2 hijas y 23 familiares en los EEUU y me siento mejor con Bush a cargo que con un zigzageante Demócrata (Kerry)pues llama blanco a lo que es blanco y no entra en la mentalidad diletante...

La tragedia de Londres vuelve a hacernos pensar la diferencia que las religiones forman en la gente, ante una España asustada y de rodillas que cambió en días su forma de gobierno, los ingleses y estadounidenses se levantan y muestran que el terror no los va a chantagear.

Bueno hasta ahí, espero que comentemos un poco de la DC, del apetito socialista y de la candidatura Piñera...
Un abrazo desde la cálida tierra de Panamá.

 
At 11:47 p. m., Blogger Otto Boye said...

Agradezco los comentarios de Alvaro Guital y de Tobrito. Solamente quisiera subrayar que no discuto el combate al terrorismo. Es un mal y lo condeno como cualquier ser humano normal, sea católico o no; pero considero necesario buscar formas concretas de erradicarlo. En realidad, estoy pidiendo un combate más completo, que ataque efectos y causas a la vez. En el ataque a los efectos siempre se usarán distintos grados de fuerza, pero en el tratamiento de las causas deberán llevarse a cabo políticas capaces de irle quitando espacio a las ideologías que alimentan el terrorismo. Estos últimos caminos son esencialmente no violentos.
Respecto a Bush: ojalá esté yo equivocado, pero tengo el pálpito de que sus remedios serán peores que la enfermedad. Creo que, a mediano y largo plazo, sus políticas aumentarán la virulencia del terrorismo y, en algún momento, quienes lo practican volverán a golpear dentro de los Estados Unidos. La sola vía del combate violento está condenada al fracaso, pues generará, una y otra vez, más violencia.
Alvaro: ya hablaremos de la familia y las nuevas tecnologías de las comunicaciones.

 
At 3:36 a. m., Blogger arturo_durán said...

A propósito del comentario de Otto Boye sobre terrorismo

Entendemos por terrorismo aquellos eventos que producen terror, situaciones caóticas, desesperación, miedo y dolor a la población civil. Sin embargo, lo que parece haber causado este último atentado ha sido mucho dolor, en quienes fueron sus víctimas y a sus parientes y cercanos, y a un número grande de personas que se han sentido afligidas por tantas muertes. Missing es el título de una noticia, cuando se refiere a quienes sufrieron el atentado en el bus 30. La palabra tiene todas las asociaciones del sufrimiento.
¿Qué puede llevar a un joven, o grupo de jóvenes a realizar un crimen de esta magnitud? Al leer la noticias, aún con la poca información que caracterizó los primeros días, – el momento más difícil- fue cuando de pronto logré comprender la tragedia de lo ocurrido abajo en esos túneles estrechos y profundos del metro de Londres. Y sentí el efecto de comprender ese dolor. Por eso mi pregunta es ¿Qué puede llevar a una persona a realizar un crimen así?
Creo que de los tres puntos planteados por Otto Boye, el segundo – acerca de las raíces profundas del terrorismo es el más difícil. La historia nos mostrará seguramente una tipología de casos, desde el terrorismo individual al terrorismo de Estado – como el practicado por la dictadura militar en Chile y en Argentina. En común tienen éstos con el terrorismo actual, de este siglo, su desprecio por la vida, indiscriminado; pues tanto en Nueva York como en Madrid y Londres, las victimas fueron de muchos países, lenguas y origen étnico. O como en Srebrenika, cuyo horror cumple diez años.
Dicho desprecio parece encontrar su fuente en el odio o la ira. En este caso, quienes realizaron el atentado, consideraban que el Islam había sido insultado o dañado.
Pero esto no podría ser motivo para ir a matar gente inocente. Por eso, creo, que en algún momento de su vida, quienes han hecho esto, deben haber roto la conexión con el sentido común, y haber entrado en una vida psíquica distinta, desde la cual ellos estarían llamados a traer la ira de Dios. Para llegar a esto, aparte de una disposición personal al sacrificio propio y de los demás, esta le es fomentada por autoridades religiosas/políticas.
¿Qué factores componen una doctrina que puede producir tanta devastación?
En cuanto al terrorismo como fenómeno político, en un debate de política italiana, hace solo unos meses, uno de los participantes indicaba que, no es que aquellos movimientos fuesen terroristas, sino que utilizaban políticas terroristas como una opción. Yo creo por ahora, que esos movimientos son terroristas por definición y quu el terrorismo es un tipo de violencia particularmente inhumana, que desconoce las leyes más preciadas de la humanidad. ¿Qué puede causar un odio o una ira tan terrible para hacer tanto mal? ¿Puede uno llegar a explicarse eso?

terrorismo

 
At 4:23 a. m., Blogger GOBOTU said...

A mi juicio, uno de los principales problemas relacionados con los actuales fenómenos de lucha armada viene dado por los métodos que los estados democráticos están utilizando para combatir, como bien dice Otto Boye, no las raíces profundas del problema sino sus manifestaciones externas (atentados).
Básicamente se está tranzando seguridad por libertad apareciendo recortes importantes en las libertades civiles a cambio de una supuesta seguridad que, bien demostrado está, tampoco queda garantizada con lo cual cabe preguntarse si realmente estamos dispuestos a reducir nuestro ámbito de libertades y derechos a cambio de algo que, simplemente en abstracto, se nos promete.
Pienso, por ejemplo, en los casos de España y el Reino Unido en los cuales la solución no es atacar los fundamentos del problema sino que, para supuestamente perseguir sus expresiones externas, se nos han impuesto regulaciones contrarias al Estado de Derecho.

 

Publicar un comentario

<< Home